¿Quieres ser agente anti-rumor?

Compártelo:

Compartir en FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Compartir en LinkedIn
image_pdfimage_print

 

Los rumores se expanden velozmente. Lo hacen sin trabas ni obstáculos. Y acabar con ellos es complicado. O casi imposible. Los rumores forman parte de nuestro día a día en un buen número de ámbitos. Y el de la inmigración es uno de los más afectados por estas medias verdades. La crisis ha tenido mucho que ver con ello, pero esas afirmaciones sin base ni sustancia estaban ya ahí.

 

“Nos quitan el empleo”, “Saturan la sanidad”, “Son demasiados”.

 

Son frases que se escuchan en la calle, es la forma de echar la culpa al otro, al que no conocemos, al de fuera. Pero sin motivos, sin conocimientos. Sin pararse a pensar si lo que se cuenta tiene algo de cierto. Y sin darse cuenta (o sin querer darse cuenta) de que esas mentiras no hacen más que dificultar la convivencia entre todas las personas. Como, desgraciadamente, hacen los muchos mensajes que lanza cierta clase política en este país.

stop-rumores-e-thinking-formacion

Decíamos casi imposible porque luchar contra los rumores es muy difícil. Pero no imposible. Creemos en ello y por eso lanzamos el proyecto Stop Rumores. Una iniciativa impulsada por la Federación Andalucía Acoge que cuenta con la financiación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y la cofinanciación del Fondo Europeo para la Integración y que pretende facilitar y poner a disposición de cualquier persona herramientas que permitan desmantelar rumores. Deshacerlos pieza a pieza para demostrar que no son más que eso: chismes, ruido, falsedades. Una labor que se convierte en vital para la buena convivencia, el respeto entre los vecinos y vecinas. Para aprender y saber disfrutar de la diversidad.

 

La virtud de Stop Rumores es su orientación hacia el trabajo en red, en llegar a más personas, en generar actitudes críticas en los cauces del rumor. Todos sus materiales, recursos y formaciones están abiertas a cualquier persona y entidad que se anime a adherirse al proyecto, que quiera usarlos. Y que quiera convertirse en los que hemos denominado Agentes Antirumor: personas que han asumido los conocimientos y herramientas para luchar contra los rumores en cualquier contexto, desde su trabajo, hasta una comida familiar o un viaje. O en el bar con las amistades, cualquier espacio es bueno si las condiciones lo permiten. Es una responsabilidad de todos y todas, de una ciudadanía activa que quiere mejorar la sociedad.

 

El proyecto se basa en informaciones, estudios, investigaciones y estadísticas. Realizadas por personas expertas, por el Gobierno, por organizaciones y fundaciones. Todo información lo más objetiva posible que nos permite luchar contra los rumores. Son fuentes fiables y verificadas a través de las cuales disponemos de argumentos claros y concisos para desenterrar la verdad y sacarla a relucir. En Stop Rumores se presenta toda esa información de forma muy gráfica, sencilla y fácil de comprender en las infografías que desmontan los cinco primeros rumores en los que se centra el proyecto. Pero también se ponen a disposición de cualquier persona todos los documentos que sirven de base para la investigación: así cualquiera puede comprobar las fuentes originales o ampliar información.

 

Los datos, sin embargo, no sirven por sí mismos para desmontar un rumor. Hace falta ir a la raíz, a la vivencia. Al nivel emocional donde tiene sus cimientos. Y es ahí cuando entran otras cuestiones a tener en cuenta como el respeto a la opinión de la otra persona, encontrar el momento adecuado, la escucha activa o la invitación a la curiosidad son algunos de los aspectos básicos a la hora de desmontar rumores, son básicos, tal y como recoge el Manual Antirumor creado por Stop Rumores. Los/as Agentes Antirumor saben encontrar esos espacios apropiados, conocen cómo llevar la conversación a su terreno y consiguen, al menos, que la otra persona se replantee si lo que cuenta es un rumor o una verdad. Será la primera piedra que contendrá el río de rumores.

 

Son muchos los recursos que, a nivel online, podrá usar cualquier persona desde Stop Rumores: vídeos, informes, infografías… Materiales que, además, permitirán ampliar la red del proyecto vía redes sociales como Facebook y Twitter, que tienen también una inmensa capacidad para distribuir los mensajes, para activar la duda en aquellos que piensan que los rumores son verdad. Paremos los rumores. Convivamos mejor. Se puede.

 

Equipo Stop Rumores

Están hablando de nosotros/as...

  1. ¿Quieres ser agente anti-rumor? | Stop Rumores - 6 febrero, 2015

    […] publicado en el blog de e-thinking formación donde se habla del proyecto Stop Rumores. Podéis verlo aquí en su ubicación […]

Deja un comentario