No eduques…

Compártelo:

Compartir en FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Compartir en LinkedIn
image_pdfimage_print

 

Afortunadamente la guerra entre la investigación cuantitativa y cualitativa es cada día menos beligerante y, según mi opinión, los profesionales mejor capacitados recurren indistintamente a los conocimientos procedentes de ambas fuentes, sin denostar ninguna de las dos vías de acercamiento a la realidad social.

 

Por ejemplo, a nivel cuantitativo, los datos procedentes del último estudio del Ministerio de Sanidad sobre la violencia machista en la adolescencia muestran:

 

  (…) en el año 2012 aumentó un 30% el número de procesos judiciales por violencia machista en adolescentes en España: pasó de 473 a 632. En 2013, se redujo la cifra: 327.

 

También podemos acudir a una investigación cualitativa y escuchar a una chica adolescente que en un grupo de discusión expresa:

 

Nos lo sueltan en plan bromita: ‘Vete a fregar. Y luego, si ya somos pareja, pueden decirte: ‘Eres solo mía’. ‘No hables con otros chicos’…”

 

adolescencia, sexualidad, e, thinking, formación, Salud Pública, Violencia, Pareja, Mujeres, adolescente,  juvenil, salud, Atención Primaria, Subdirección, Promoción, Salud, Prevención.

Chicas adolescentes.

Ambos estudios nos ayudan a conocer la realidad sobre la violencia machista en este grupo etario y, por tanto, nos facilitan el desarrollo de mejores intervenciones.

Te quiero animar a leer las palabras de un grupo de adolescentes, que hablan sobre el amor y las relaciones de pareja en el marco de un estudio cualitativo elaborado por Seoane, L. (2012):

 

 … un chico desde fuera que pega a una chica, se ve mal, pero luego a lo mejor, desde dentro dices, es que en realidad no es tan malo.

 

A mí me pasaba a lo mejor que discutía con él, lloraba, pero luego, yo qué sé, a lo mejor estaba cuatro días bien, y esos cuatro me han compensándolos malos ¿sabes?

 

Desgraciadamente el amor romántico, para muchos jóvenes y mayores sigue siendo sinónimo de aguantar, de tener mano izquierda, de poner la otra mejilla una y otra vez…

Negar, justificar, minimizar la violencia, o hacerte responsable de la violencia del otro, siguen siendo mecanismos habituales que empapan el discurso de los/as adolescentes en pleno siglo XXI.

 

Reconozco que las técnicas cualitativas, como el grupo de discusión o la entrevista, llaman más mi atención que las técnicas cuantitativas. La posibilidad de escuchar los relatos de las personas, haciendo un ejercicio de suspensión del juicio, nos permite comprender cómo han interiorizando la realidad, el sentido y el significado que dan a los eventos, a los fenómenos sociales, a las prácticas cotidianas.

Este punto de partida es enormemente enriquecedor, y resulta fundamental para posteriormente llevar a cabo acciones educativas que partan de las actitudes, los valores y  las creencias, de las personas con las que trabajamos, y no tanto de la mirada experta.

 

Os pongo ejemplos que todos/as los que nos dedicamos a la intervención hemos podido escuchar:

  • Follar sin preservativo da más gusto. 

  • La cocaína me hace sentir bien.

  • No quiero inmigrantes en mi país.

  • Si quieres que tu novio no te deje, tendrás que dejarte hacer…

 

Es difícil escuchar su verdad, mantener la calma, reconocer las resistencias al cambio, mantener la sangre fría…

En las escuelas de padres o madres, o en formación con profesionales de intervención social, suelo proponer: No eduques, escucha primero. Sé que pido un imposible, no es posible no educar: cada gesto, cada silencio, cada palabra pueden estar mandando un mensaje pedagógico o moral.

 

Aunque no siempre tengamos la oportunidad de llevar a cabo una investigación cualitativa en el contexto de nuestro trabajo, sí es posible fomentar una actitud investigadora, curiosa, abierta, que seguro que nos aporta claves y estrategias interesantes para hacer mejor nuestra tarea. Es lo que planteo cuando digo: “No eduques todo el rato (descansa), escucha lo que NO quieres oír”.

 

REFERENCIA: Seoane, L. (2012) Documentos de Salud Pública. Violencia de Pareja hacia las Mujeres en población adolescente y juvenil y sus implicaciones en la salud. Edición electrónica: Dirección General de Atención Primaria Subdirección de Promoción de la Salud y Prevención.

DESCÁRGALO: INFORME_VIOLENCIA_PAREJA_ADOLESCENTES_SALUD_PUBLICA

 

Escrito por Miguel Roa Polo. Psicólogo social y Sexólogo.

 

Actualmente no hay comentarios.

Deja un comentario