¿En qué consiste el Coaching?

Compártelo:

Compartir en FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Compartir en LinkedIn
image_pdfimage_print

 

“Lo mejor que puedes hacer por los demás no es enseñarles tus riquezas, sino hacerles ver las suyas propias”. (Goethe).

 

El verbo to coach, es definido por el Concise Exford Dictionary como “tutelar, adiestrar, dar indicaciones o comunicar hechos”. Tiene por tanto, una clara afinidad con el concepto de “entrenamiento”, ya que la aplicación del término coach ha estado intensamente vinculada al ámbito deportivo en sus orígenes, extendiéndose posteriormente a otros ámbitos como el organizacional, el personal, educativo, etc. tal y como profundizaremos en el curso que impartimos en E-Thinking Formación: Coaching para el desarrollo personal y la intervención socioeducativa.

 

Sin embargo, esta definición no nos aporta lo suficiente para comprender en su totalidad el concepto de coaching ni los fundamentos básicos de un proceso de coaching. Es más, se aleja de algunas premisas esenciales que, pese a la diversidad de corrientes y tipologías existentes actualmente son, hoy por hoy compartidas en el marco común de la disciplina.

 

Las autoras, entendemos por Coaching un proceso de aprendizaje, interactivo y dinámico en el que se aplican principios, metodologías y técnicas tendentes a acompañar y gestionar los cambios para el logro de objetivos personales, de equipos y organizaciones. Este proceso se construye a partir de una relación de apoyo basada en la toma de conciencia, la autorresponsabilidad y el desarrollo de la confianza y el potencial de cada persona.

 

A continuación, te señalamos algunas definiciones recopiladas, con el fin de aproximarnos al concepto desde diferentes ángulos y que pueden ayudar a ilustrar, completar, construir o evocar significados enriquecedores para ti:

 

“El coaching profesional es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial mediante un gran conjunto de herramientas que ayudan a cubrir el vacío existente entre donde una persona está ahora y donde se desea estar. En la relación de coaching, el coach ayuda al desarrollo personal elevando la conciencia, generando responsabilidad y construyendo auto-confianza”, (ASESCO – Asociación Española de Coaching-).

 

“El coaching consiste en trabajar junto con los clientes en un proceso creativo y estimulante que les sirva de inspiración para maximizar su potencial personal y profesional”, (ICF España –International coach Federation, chapter Español).

 

“Coaching es un proceso en el que se ayuda a las personas y a los equipos a rendir el máximo de sus posibilidades. Implica hacer aflorar todo el potencial del individuo, ayudarle a superar sus barreras y limitaciones personales para alcanzar lo mejor de sí, y facilitarle el modo de funcionar de la forma más eficaz como miembro de un equipo”, (Robert Dilts).

 

“El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender en lugar de enseñarle”, (John Whitmore).

 

“Los coaches son facilitadores del aprendizaje. La tarea fundamental del coach es precisamente la de facilitar la identificación y disolución de aquellos obstáculos que limitan la acción y el aprendizaje”, (Rafael Echeverría).

 

“Es el arte de soplar las brasas”, (Leonardo Wolk).

 

“Coaching es el arte de encontrar y gestionar los cambios necesarios para alcanzar nuestros objetivos, metas, deseos o sueños”, (D´arte escuela de coaching y emociones).

 

Como puedes apreciar leyendo las definiciones anteriores, se repiten una serie de ideas-fuerza como son: PROCESO, APRENDIZAJE, ACOMPAÑAMIENTO, CAMBIO, MEJORA, POTENCIAL, OBJETIVOS.

Curso Coaching, formacion coaching

Y es que las diversas metodologías y técnicas asociadas al Coaching se centran principalmente en definir y alcanzar objetivos específicos de futuro. Tienden a estar en gran medida orientadas a la solución, promoviendo el desarrollo de nuevas estrategias de pensamiento y acción, en lugar de tratar de resolver problemas y conflictos del pasado.

 

Así, mediante el Coaching, la persona o el equipo u organización desbloquea todo su potencial para maximizar su desempeño y rendimiento, a través de la conversación, de preguntas poderosas y desafiantes, tomando conciencia, analizando, dándose cuenta de dónde está y de dónde quiere estar realmente, y poniendo en marcha un plan de acción que lleve a lograr los objetivos deseados de un modo efectivo.

 

  • Qué es: es un proceso personalizado y confidencial de aprendizaje y desarrollo en el que la persona desarrolla su potencial para maximizar su desempeño y rendimiento o transformar elementos en relación a una situación.
  • Para qué: para alcanzar objetivos y mejoras en su vida personal y o profesional.
  • Cómo: a través de una metodología basada en procesos de conversación, preguntas poderosas y realización de técnicas orientadas a la toma de conciencia, y a la acción.

Seguramente observarás que muchas de las ideas-fuerza señaladas hasta el momento, son compartidas en los procesos vinculados a la intervención social y educativa. En este sentido, los principios de actuación, así como la sistematización metodológica del Coaching, pueden potenciar profundamente intervenciones de calidad orientadas al empoderamiento individual y colectivo.

 

Según Robert Dilts (2006), se puede hablar de Coaching con “c” minúscula y Coaching con “C” mayúscula. El primero se centra más bien en el nivel del comportamiento, refiriéndose al proceso de ayuda a otra persona a alcanzar o mejorar determinada actuación de comportamiento. El método y el conjunto de técnicas asociado a este tipo de coaching se derivan principalmente del modelo del coaching deportivo, promoviendo la toma de conciencia de la persona acerca de sus propios recursos y capacidades, junto con el desarrollo de la competencia consciente.

 

El Coaching con “C” abarca el desarrollo de habilidades y capacidades correspondiente al anterior, pero enfatiza el cambio generativo concentrándose en reforzar la identidad, trabajar las creencias y los valores para el logro de objetivos personales en diferentes niveles que comporten una mejora o transformación personal.

 

Además, si tomamos como referencia tres principios básicos del Coaching que a nuestro parecer son: la conciencia, la responsabilidad y la autocreencia y, te invitamos a concebir el Coaching, no sólo como un proceso, o una metodología y conjunto de técnicas, sino como una filosofía de vida.

 

Esto es, una forma de ser y estar en el mundo, desde la presencia, la conciencia y la confianza, que nos empodera desde el presente y para nuestro futuro, que nos coloca por delante de las oportunidades que se van abriendo a nuestro paso, y que nos permite generar nuevas oportunidades cuando las que vamos encontrando en el camino no nos satisfacen, cuando los resultados no son los que queremos, y cuando no disfrutamos del viaje. Todo ello con el fin de alcanzar mayores cotas de bienestar individual y colectivo y estilos de vida más saludables.

Escrito por Patricia Martínez Herranz. Educadora Social y Antropóloga y por Ana María Palacios Orueta. Licenciada en Derecho y Mediadora.

Actualmente no hay comentarios.

Deja un comentario