El director de E-Thinking Formación responde.

Compártelo:

Compartir en FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Compartir en LinkedIn
image_pdfimage_print

Entrevista frente al espejo de  Miguel Roa, director de E-Thinkig Formación

¿Por qué E-Thinking Formación tiene ese nombre?

La “E” es un guiño poco original al mundo de Internet.

“Formación” es lo que hacemos y lo que nos gusta hacer, cursos y materiales didácticos en todas sus variantes.

“Thinking” es una elección muy meditada. Las personas básicamente hacemos tres cosas: sentimos, pensamos y actuamos. Creemos que la reflexión, está en la punta del triángulo. Un ser humano, que no se forma, que no reflexiona, no podrá sentir ni actuar bien, ni en el ámbito personal, ni en el profesional.

Miguel-Roa-E-Thinking-Formación-cursos-innovación-sotenibilidad

Miguel Roa. Director de E-Thinking Formación. Año 2014

¿Por qué en la web y en las redes sociales usáis fotografías antiguas en blanco y negro?

Lo primero, porque nos gustan muchísimo a nivel estético y es una forma de distinguirnos de otras empresas de formación que usan fotografías de estudio con jóvenes guapos/as y sonrientes. Queremos ser diferentes.

Cada fotografía de la web tiene un mensaje, incluso alguna es un homenaje a personas importantes de mi vida, pero más allá de estas decisiones emocionales, queremos transmitir una idea más general:

Aprendemos del pasado, para construir el futuro.

La modernidad es vacua si no dedica parte de su energía a pensar y re-pensar lo que ya sabemos.

Innovación y Sostenibilidad, ¿en la Intervención Social?

Son conceptos que debemos reivindicar, no pertenecen sólo departamentos de I+D de una planta química o de una fábrica de coches.

El Tercer Sector ha cambiado. No sólo lo ha transformado la crisis económica, también el mismo paso del tiempo cambia las cosas de manera irremediable.

Los objetivos siguen siendo los mismos o muy parecidos, como por ejemplo conseguir dinero para financiarse. Las primeras asociaciones de principios de los años 80 vendían cerveza y bocadillos en las fiestas del barrio, ahora hacen crowdfunding. (Sé que existen matices que los diferencian, pero el objetivo es similar).

Mantenemos muchos de los objetivos de la vieja escuela, pero han cambiado los medios.

Ha cambiado el lenguaje, la forma de comunicarse con la sociedad, de gestionar los recursos humanos dentro de las organizaciones, de evaluar los resultados, de gestionar el conocimiento…el mundo ha cambiado, pero es importante no olvidar los porqués de las organizaciones sociales, que deben siempre que estar al servicio de los colectivos y junto a las personas con más dificultades.

¿A nivel social cuáles son los grandes problemas actuales?

No soy nada original. Me preocupan el desempleo, los recortes en Educación, en Sanidad, en Servicios Sociales, la reforma laboral, la privatización de servicios públicos mediante la excusa de la externalización, la corrupción política, la normalización de la ausencia de valores, que la justicia no sea igual para todos/as, el mal reparto de la riqueza, el tratamiento represivo sobre   inmigrantes, la ley mordaza, los desmanes medio ambientales, la ineficacia de la política contra el fraude fiscal, la manipulación de la información por parte de muchos medios de comunicación públicos y privados. Me preocupa lo que vale el transporte en las grandes ciudades, la luz, el cine o la comida… Me preocupa la subordinación de los gobiernos frente a los mercados y las grandes empresas.

Y sobre todo la criminalización de aquellos/as que lo denuncian y dicen que las cosas pueden ser diferentes.

Y aterrizando más en lo nuestro, la intervención social: ¿qué es lo que más te preocupa?

Lo que más me inquieta es este juego de trileros pertrechado desde las instituciones, donde nos intentan engañar diciendo que los derechos adquiridos, ya no son derechos, sino servicios que nos ofrece caritativamente la Administración. Detrás de este juego de palabras nos están robando. Un derecho, no es lo mismo que un servicio. Los derechos más fundamentales son inherentes a las personas y no se deben tarifar, si no garantizar.

Me preocupa el difícil equilibrio entre los recursos dedicados a la intervención y los recursos que tiene que dedicar las ONL a la comunicación. A veces he visto campañas publicitarias costosísimas, detrás de las cuales o no había profesionales haciendo intervención, o eran todo voluntarios/a o personal muy mal pagado y en condiciones de explotación laboral.

Me preocupa el uso del voluntariado, como única forma de sostenibilidad y de enmascaramiento de los recortes.

La situación es difícil y demos estar alerta. Pero tengo claro que se pueden hacen hacer muchas cosas para defender el sector.

¿Por qué se te ocurre la idea de los cursos Face to Face?

He sido alumno en cursos e-learning y me ha parecido una experiencia fría, sin alma, industrializada… es difícil de explicar, pero creo que muchos/as me pueden entender. Es como si te relacionaras con una máquina (el ordenador) y no con una persona (el tutor/a).

Igual que existe el cine de “autor/a” o independiente, creo que también debe existir la “Formación de autor/a”. Profesionales con experiencia real que cuentan lo que saben a su manera, con su propio estilo y lo hacen “cara a cara”, usando el diálogo socrático como forma de enseñar y aprender, adaptándote al alumno/a.

¿Por qué el eslogan es “Formación hecha a mano”?

Con sus pros y con sus contras, hacemos Formación hecha a mano. Enlazo con la idea anterior, la formación no se debe industrializar ni hacer en una cadena de montaje, debe tener un toque personal,  debe tener alma …incluso fallos humanos. 
El formador e-learning no debe renunciar a la capacidad de provocar al alumnado como en un buen curso presencial…creo… creemos es posible;  se puede pasar del e-learning al E-Thinking.

Actualmente no hay comentarios.

Deja un comentario